.

Eva Díaz Tezanos presenta el proyecto BICI.SON, que conectará mediante un carril bici de 10 kilómetros de longitud, los municipios de Ampuero, Limpias, Colindres y Laredo

Fecha de publicación: 16/03/2016

Descripción:

La consejera de Medio Ambiente ha asegurado que el proyecto, que aportará "seguridad vial" a los usuarios, se someterá a la participación ciudadana para que los vecinos puedan hacer sus sugerencias

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha presentado, esta mañana, el proyecto BICI.SON `Red de Vías Ciclistas del Asón', que se enmarca dentro del Plan de Movillidad Ciclista de Cantabria, cuyo objetivo fundamental es fomentar el uso cotidiano de la bicicleta, utilizando y considerando la misma como un modo de transporte más.  

Díaz Tezanos ha afirmado que se trata de un proyecto "muy importante", en la línea de trabajo desarrollada por el Ejecutivo regional y que se enmarca en la Estrategia contra el Cambio Climático, uno de cuyos ejes principales es la movilidad sostenible que fomenta el empleo de la bicicleta, tanto en  desplazamientos habituales y cotidianos como en los de ocio, por medio de "redes seguras". La vicepresidenta ha señalado que se trata de un "proyecto ambicioso" que apuesta por fomentar la "movilidad sostenible por redes ciclistas que nos permitan disfrutar de un patrimonio natural tan rico como el de esta comarca".

La infraestructura, conectará mediante un carril bici los municipios de Ampuero, Limpias, Colindres y Laredo. De este modo se da respuesta a una petición largamente demanda desde los Ayuntamientos.

Durante los próximos meses, serán los municipios los que consultarán a sus vecinos el recorrido definitivo por el que transcurrirá el carril bici, siempre, buscando que sean seguros y cómodos y que la gente lo pueda utilizar de manera habitual. Después, serán los ayuntamientos los que deberán elaborar los proyectos. Para ello los cuatro municipios cuentan con 54.000 euros financiados íntegramente por el Gobierno regional. En los presupuestos de este año ya hay consignada esa cantidad para la redacción de los  proyectos.

Díaz Tezanos ha asegurado que este carril, que contará con 10 kilómetros de longitud, permitirá ganar en "seguridad vial", por lo que ha animado a los alcaldes a que desarrollen los proyectos de cada uno de los municipios, y que en este proceso propicien "la participación ciudadana con el fin de que los vecinos puedan hacer sus sugerencias". Además, la vicepresidenta ha recordado que, desde el Gobierno de Cantabria, se viene fomentando desde hace tiempo, entre diversos colectivos, escolares o jóvenes, entre otros, medidas que potencien el uso de la bicicleta. La vicepresidenta ha argumentado que la importancia de este tipo de infraestructuras radica, no sólo en la población a la que afectan estas medidas,  unos 25.000 habitantes, sino en que pueden ser utilizadas para disfrute y ocio y  también para desplazamientos por cuestiones laborales.

En el acto también han estado presentes los alcaldes de Colindres, Javier Incera; de Laredo, Juan Ramón López; de Limpias, María del Mar Iglesias y Ampuero, Patricio Martínez, así como el director de Ordenación del Territorio y Evaluación Ambiental, José Manuel Lombera.

El primer paso para la gestión del proyecto es proceder al estudio de la disponibilidad de los terrenos necesarios para proceder a la ejecución del trazado, así como llevar a cabo una reunión en la que tengan participación los cuatro ayuntamientos implicados, con el fin de consensuar el trazado entre las alternativas propuestas.

Para que el resultado final del proyecto sea satisfactorio es necesario llevar a cabo un proceso de participación ciudadana que implique a la población, recogiendo aportaciones y opiniones, para que sea posible alcanzar la toma adecuada de las decisiones relacionadas con el trazado final de la Red de Vías Ciclistas.

Una vez que los Ayuntamientos elaboren sus proyectos habrán de remitirlos al Gobierno  de Cantabria, y de cara al ejercicio de 2017, contemplar la partida para iniciar su ejecución. El Gobierno elaborará un protocolo que implicará a los 4 ayuntamientos, y una vez aprobado por el Consejo de Gobierno, se procederá  a la firma conjunta del mismo.

Los alcaldes de los cuatro municipios han mostrado su satisfacción por esta iniciativa y han expresado su agradecimiento al Ejecutivo regional. La alcaldesa de Limpias, María del Mar Iglesias, ha calificado el proyecto  como "progresista" y ha destacado que esta iniciativa facilita la vida de los ciudadanos y de la comarca para estar comunicados lo que constituye "una oportunidad de oro".

El alcalde de Ramales, Patricio Martínez, ha señalado  que este tipo de proyectos conjugan "aspectos de movilidad y sostenibilidad medioambiental" en unas vías "seguras y respetuosas" con nuestro entorno.

Por su parte, el alcalde de Colindres, Javier Incera, ha destacado que  "facilita la vida social entre municipios" y fomenta "los usos habituales" de conexión entre estos municipios.

Por último, el alcalde de Laredo, Juan Ramón López, ha apostado por esta obra, que ha considerado necesaria, especialmente en verano, y que supone una forma de tránsito que "facilita la vida de las personas".

Estrategia REDES

El proyecto se enmarca dentro de la estrategia REDES que plantea el desarrollo de Redes de vías ciclistas, de itinerarios y de infraestructuras complementarias.

La Redde Vías Ciclistas del Asónconforma uno de los ejes verticales N-S, que el Plan de Movilidad Ciclista de Cantabria prevé a lo largo de toda la región, aprovechando la disposición de los valles perpendiculares a la línea de costa.  Se trata de uno de los corredores incluidos en la Red de Movilidad Prioritaria y tiene como objetivo permitir la conexión de distintas poblaciones de los municipios de Ampuero, Limpias, Colindres y Laredo.

El área en la que se lleva a cabo el proyecto cuenta con un importante flujo de desplazamientos cotidianos que, actualmente, se resuelven principalmente mediante el uso del automóvil. Se trata de un eje con dirección Norte-Sur que alberga una población superior a los 25.000 habitantes, sumando la población fija de los cuatro municipios mencionados.

En la actualidad, la conexión entre los cuatro municipios se encuentra condicionada, en gran medida, por un eje infraestructural orientado al tráfico de vehículos motorizados, existiendo muchos tramos en los que el tránsito de bicicletas y peatones se ve condicionado por una escasa seguridad, así como por la incomodidad que supone la falta de continuidad de espacios acondicionados para desplazarse a pie o en bicicleta.

La distancia entre los cuatro municipios, tomando como eje la carretera N-629 o bien alternativas paralelas a la misma, es de unos 10 kilómetros.  Es una distancia competitiva para el uso de la bicicleta, ya que además, buena parte del trayecto entre estos municipios presenta una pendiente baja, salvo en el caso de una de las dos alternativas de conexión entre los municipios de Limpias y Ampuero.

Para el diseño de esta red de vías ciclistas se ha tomado como referencia la propuesta inicial que hace el PMCC para el valle, y tras las visitas realizadas a la zona de estudio, se han propuesto algunos trazados alternativos al principal, los cuales se tienen en consideración por presentar un nivel de complejidad menor en el proceso de obtención de suelo y ejecución, o bien, por su mejor adecuación a las necesidades de los usuarios (topografía, densidad de tráfico, cercanía a centros educativos, etc).

Acto de presentación