.

Díaz Tezanos destaca la apuesta del Ejecutivo regional para avanzar hacia una movilidad sostenible

Fecha de publicación: 14/04/2016

Descripción:

La consejera de Medio Ambiente ha presentado hoy el proyecto BICI.BES que facilitará los movimientos cotidianos en bicicleta entre Torrelavega, Cartes y Reocín, a través de una serie de redes ciclistas

 

Díaz Tezanos en la presentación del proyecto BICI-BES. (Foto: Patricia Pereda)

 

La consejera de Medio Ambiente ha presentado hoy el proyecto BICI.BES que facilitará los movimientos cotidianos en bicicleta entre Torrelavega, Cartes y Reocín, a través de una serie de redes ciclistas

 

 

Santander - 14.04.2016

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha presentado, esta mañana, el proyecto BICI.BES `Red de Vías Ciclistas del  Besaya', que se enmarca dentro del Plan de Movillidad Ciclista de Cantabria, cuyo objetivo fundamental es fomentar el uso cotidiano de la bicicleta, utilizando y considerando la misma como un modo de transporte más mediante la creación de una  serie de redes ciclistas.  

La infraestructura permitirá la conexión de distintas poblaciones de los municipios de Torrelavega, con sus adyacentes Cartes y Reocín, en los movimientos cotidianos.

Díaz Tezanos ha afirmado que se trata de un proyecto en el que la bicicleta no sólo se considera "un elemento de práctica deportiva, sino también un medio de transporte cotidiano". Según la consejera de Medio Ambiente se trata de un proyecto "importante y de futuro", que ha calificado, asimismo, como "ambicioso", y del que ha destacado está compartido por la administración municipal y regional, y a través del cual el Gobierno de Cantabria da cumplimiento a uno de los ejes fundamentales de esta  legislatura, que no es otro que el de "avanzar hacia la movilidad sostenible en la Comunidad Autónoma".

La vicepresidenta ha asegurado que el Ejecutivo regional ha apostado por la consecución de este objetivo, a través del Plan de Movilidad Ciclista que cuenta con varios ejes, entre ellos el Plan Redes, en el que se enmarca esta iniciativa, y del que también forma parte el proyecto BICI.SON, presentado hace unas semanas, y que conectará Limpias, Laredo, Colindres y Ampuero.

La vicepresidenta ha apostado por incrementar el uso de la bicicleta y dar el paso para convertirla, además de en un elemento de ocio y deporte, en un "medio de transporte habitual a nuestros centros de trabajo y centros educativos que nos permita desarrollar nuestras actividades cotidianas", ha afirmado. Por este motivo, ha señalado que el Gobierno de Cantabria impulsa la creación  de "nuevas redes de vías ciclistas, al mismo tiempo que recuperar entornos y espacios para uso y disfrute de los ciudadanos". Asimismo, ha puesto de relieve que esta labor se realizará de "forma participativa" diseñando los proyectos de forma conjunta con los Ayuntamientos y abriendo el proceso a la participación ciudadana, con el fin de que  puedan hacer sugerencias y aportaciones,  para que resulten "exitosos".

En el acto también han estado presentes los alcaldes de Cartes, Agustín Molleda; Reocín, Pablo Diestro y Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero; así como el director de Ordenación del Territorio y Evaluación Ambiental Urbanística, José Manuel Lombera.

El alcalde de Cartes, Agustín Molleda ha calificado éste como "un gran proyecto" que conecta los municipios "corazón del Besaya" y ha asegurado que su municipio, con dos grandes polígonos industriales, constituye un "caladero importante" para potenciar la movilidad en bicicleta a los enclaves industriales.

Por su parte, el alcalde de Reocín, Pablo Diestro, ha señalado que el proyecto permitirá acercar los pueblos y realizar una apuesta por un medio de transporte que cada día "gana más adeptos" y ha destacado "la seguridad y facilidad" en los desplazamientos que aportará el mismo.

Por último el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, ha expresado su apoyo a esta iniciativa y ha recordado el uso masivo de la bicicleta en Torrelavega, a mediados del siglo XX, con un parque de bicicletas que alcanzó más de 5.000, por lo que  apeló a esta tradición ciclista para recuperar este elemento como medio de transporte cotidiano.  Cruz Viadero ha señalado que para conseguir este objetivo es necesario "un cambio de mentalidad" entre la ciudadanía así como la modificación de "los hábitos de movilidad de la población".

Red BICI.BES

La infraestructura, conectará mediante un carril bici los municipios del entornode Torrelavega, que queda incluido dentro del Plan, en la Red de Movilidad Prioritaria, y tiene como objetivo  permitir la conexión de distintas poblaciones de los municipios de Torrelavega, Cartes y Reocín, a través de una red de 15 kilómetros.

En esta comarca hay un ejemplo sobresaliente que es la Vía Verde del Besaya, 20 kilómetros de carril bici que conecta diversos municipios desde Barros hasta Suances. Este tipo de vías, originalmente estaban orientadas hacia el esparcimiento y el ocio, pero, en los últimos años, se han complementado con actuaciones dirigidas a fomentar una movilidad alternativa que ha quedado recogida en el Plan de Movilidad Ciclista de Cantabria, aprobado en 2013, potenciando el uso cotidiano de la bicicleta. Este plan contempla varios ejes, incluido la  formación y concienciación sobre este aspecto, y que en la zona del Besaya ya cuenta con la participación de 5 centros escolares.

Concretamente, mediante esta iniciativa se pretende ejecutar y/o mejorar la interconexión entre Torrelavega centro y las localidades de Barreda, Tanos, Viérnoles, Cartes, Torres y Puente San Miguel. El valle del Besaya cuenta con una población cercana a los 60.000 habitantes, por ello los desplazamientos cotidianos acarrean importantes flujos de vehículos motorizados que se desplazan entre los distintos núcleos diariamente. La ciudad de Torrelavega presenta unas condiciones muy favorables para el uso de la bicicleta debido a su topografía plana, así como a su trama urbana concéntrica, situándose gran parte del entramado urbano en un radio de entre 500 y 1.000 metros de distancia del enclave central de la ciudad. Una situación muy ventajosa si se tiene en cuenta que dichas distancias pueden ser recorridas en tiempos de desplazamiento muy competitivos en bicicleta.

La conexión entre estos municipios se encuentra condicionada en gran medida por una red de infraestructuras orientada al tráfico de vehículos motorizados, apoyada en las antiguos trazados de carreteras nacionales, existiendo algunos puntos en los que, actualmente, el tránsito de ciclistas y peatones se ve condicionado por la escasa seguridad.

Además de la inexistencia o falta de calidad de las infraestructuras ciclistas, el hecho de que el espacio periurbano presente una densidad de población más baja y aparezcan grandes espacios abiertos o destinados al uso industrial, en ocasiones crea una falsa percepción de las distancias, que tienden a parecer superiores de lo que en realidad son. En estos ámbitos, la bicicleta es un modo de transporte muy competitivo. El proyecto se plantea de manera abierta y se le pretende dar coherencia territorial y ha de complementarse por los municipios y las aportaciones de la participación y sugerencias ciudadanas.

El proyecto, en su primera fase es compartido y desarrollado por los ayuntamientos de Torrelavega, Cartes y Reocín. Los municipios pueden, a través de las revisiones del planeamiento urbanístico, tratar de integrar la planificación de los itinerarios destinados al tránsito de bicicletas y de la regulación normativa.

El primer paso para la gestión del proyecto es proceder al estudio de la disponibilidad de los terrenos necesarios para proceder a la ejecución del trazado, así como llevar a cabo una reunión en la que tengan participación los tres ayuntamientos implicados, con el fin de consensuar el trazado entre las alternativas propuestas.

Para que el resultado final del proyecto sea satisfactorio, es necesario llevar a cabo un proceso de participación ciudadana que implique a la población, recogiendo aportaciones y opiniones, para que sea posible alcanzar la toma adecuada de las decisiones relacionadas con el trazado final de la Red de Vías Ciclistas.

Durante los próximos meses, serán los municipios los que consultarán a sus vecinos el recorrido definitivo por el que transcurrirá el carril bici, siempre, buscando que sean seguros y cómodos y que la gente lo pueda utilizar de manera habitual. Después, serán los ayuntamientos los que deberán elaborar los proyectos. Para ello los  tres municipios cuentan con un total de 54.000  euros, que proceden de los presupuestos aprobados por el Gobierno de Cantabria para el año 2016.

Una vez que los Ayuntamientos elaboren sus proyectos habrán de remitirlos al Gobierno  de Cantabria, y de cara al ejercicio de 2017, contemplar la partida para iniciar su ejecución. El Gobierno elaborará un protocolo que implicará a los 3 ayuntamientos, y una vez aprobado por el Consejo de Gobierno, se procederá  a la firma conjunta del mismo